Una pieza de joyería de inspiración, un “must” para cualquier amante de la elegancia. Con una banda brillante y corona que hace juego, Jesse es un reloj impresionante que no se puede perder, algo imprescindible. Más preciso que un movimiento mecánico, el reloj Jesse tiene un movimiento electrónico que cuenta con un cristal de cuarzo que oscila cuando se le aplica una corriente.